Los medios de comunicación nos han alertado sobre las malformaciones que, como la microcefalia, produce el virus del Zika en el feto. Esto ha puesto en alerta a muchas mujeres embarazadas o que quieren tener un hijo sobre la forma de contagio que tiene el virus, el tratamiento y las consecuencias que puede tener en el bebé.
Por eso desde el Centro Womens hemos querido realizar este artículo donde intentamos aclarar las principales dudas que se les presentan a las mujeres que quieren tener un hijo en relación a este tema.

1. ¿Qué es el virus del Zika?

El virus del Zika se cataloga como un arbovirus perteneciente al género flavivirus. Estos virus son aquellos que animales invertebrados, como mosquitos y garrapatas, transmiten al ser humano.

2. ¿Dónde se localiza?

Aunque se ha relacionado mucho este virus con Brasil lo cierto es que se detectó antes en muchos otros países existiendo dos grandes ramas, la asiática y la africana.Virus del Zika
El virus se identificó en 1947 por primera vez en Uganda, específicamente en los bosques de Zika (de ahí su nombre). Se descubrió en un mono Rhesus cuando se realizaba un estudio acerca de la transmisión de la fiebre amarilla en la selva. Más tarde se detectaron brotes en Uganda,Tanzania y Nigeria.
En 2007 se detectó la infección en la isla de Yap de la Micronesia, en el Océano Pacífico, y en octubre de 2013 hubo un brote en la Polinesia Francesa, también en el Pacífico, en el que se identificaron 10.000 casos. En febrero de 2014 las autoridades chilenas confirmaron un caso de transmisión en la Isla de Pascua. El mismo coincidió con un brote en Nueva Caledonia y las Islas Cook. Nuevamente en el Océano Pacífico.
En febrero de 2015, las autoridades brasileñas comenzaron a investigar un brote de erupciones en la piel que afectaba a seis estados en la región noreste del país. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), 20 países ya han reportado la detección del Zika en su territorio: Barbados, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guadalupe, Guatemala, Guyana, la Guayana Francesa, Haití, Honduras, Martinica, México, Panamá, Paraguay, Puerto Rico, la isla de San Martín, Surinam y Venezuela. La OPS señala que el recuento crece cada día y considera que acabará llegando pronto a todos los países de América Latina.

3. ¿Cómo se contagia el Zika?

El virus del Zika se transmite a las personas principalmente por la picadura de un mosquito de la especie Aedes (Ae. aegypti y Ae. albopictus) que esté infectado. Estos mosquitos son los mismos que propagan los virus del dengue y del chikungunya.
Una mujer embarazada puede transmitir el virus del Zika a su feto durante el embarazo o en el momento de nacer. Hasta el momento, no se han reportado casos de bebés que lo hayan contraído a través de la lactancia materna. Debido a los beneficios de la lactancia materna, se les recomienda a las madres que amamanten incluso en zonas donde se encuentra el virus del Zika.
El Zika puede transmitirse también por vía sexual, incluso si la persona infectada no presenta síntomas en ese momento. Una persona puede transmitir el Zika antes de que se manifiesten sus síntomas, cuando ya tiene los síntomas y una vez que los síntomas desaparecen.
Se están llevando a cabo estudios para saber cuánto tiempo permanece el Zika en el semen y los flujos vaginales de las personas con Zika y por cuánto tiempo se puede transmitir a las parejas sexuales. Sabemos que el Zika puede permanecer en el semen durante más tiempo que en otros líquidos corporales, incluidos el flujo vaginal, la orina y la sangre.
Se han reportado múltiples casos de transmisión del virus por transfusión de sangre en Brasil y actualmente se están investigando estos casos.Durante el brote que se produjo en la Polinesia Francesa, un 2.8 % de los donantes de sangre arrojó resultados positivos en la prueba para identificar la presencia del Zika y en brotes anteriores, también se comprobó que había donantes de sangre infectados.
Cualquiera que viva en, o viaje a, un área afectada por el virus del Zika y nunca se haya infectado puede contagiarse por la picadura de un mosquito. Una vez que una persona ha sido infectada, es muy probable que sea inmune a futuras infecciones.

4. ¿Cómo saber si estoy infectada por el virus del Zika?

El diagnóstico del virus se puede realizar por detección por PCR del material genético (ARN) del virus durante el período de viremia, es decir, cuando hay presencia del virus en sangre. Estos sucede en los primeros 3-5 días del período sintomático de la enfermedad. También se puede analizar la presencia del material genético del virus en saliva o en orina, donde sí puede permanecer durante más días, incluso tras la resolución de los síntomas.
El periodo de incubación (tiempo transcurrido entre la exposición y la aparición de los síntomas) de la enfermedad por el virus del Zika no está claro, pero probablemente sea de pocos días. Los síntomas son similares a los de otras infecciones por arbovirus, entre ellas el dengue, y consisten en fiebre, erupciones cutáneas, conjuntivitis, dolores musculares y articulares, malestar y cefaleas; suelen ser leves y durar entre 2 y 7 días.
Sin embargo la mayoría de los casos de infección por el virus son asintomáticos, por lo que no se llegan a diagnosticar. En los casos en los que se producen síntomas, éstos son inespecíficos, y se pueden confundir con el dengue o el chikungunya.

5. ¿Qué efectos produce en el feto?

La infección por el virus del Zika es una de las causas de microcefalia y de otros defectos graves en el cerebro. Los organismos internacionales de salud están estudiando la gama completa de otros posibles problemas de salud que pueden ocasionar la infección por el virus del Zika durante el embarazo.
La microcefalia es un trastorno neurológico en el que la circunferencia de la cabeza es más pequeña que la circunferencia promedio para la edad y el sexo del niño. Los niños con microcefalia nacen con una cabeza de tamaño reducido. Posteriormente, la cabeza deja de crecer mientras que la cara continúa desarrollándose normalmente, lo que produce que el niño tenga la cabeza pequeña, la cara grande, la frente en retroceso y el cuero cabelludo blando y a menudo arrugado. A medida que el niño crece, la pequeñez del cráneo se vuelve más obvia, aunque todo el cuerpo generalmente también presenta peso insuficiente y enanismo. El desarrollo de las funciones motrices y del habla puede verse afectado. La hiperactividad y el retraso mental son comunes, aunque el grado de cada uno varía. La capacidad motora puede verse afectada; las afecciones varían de torpeza en algunos casos a cuadriplejia espástica (parálisis) en otros.
Varios países que han registrado brotes de Zika en el último tiempo informaron aumentos en la cantidad de pacientes con Síndrome de Guillain-Barré (SGB), es una enfermedad del sistema nervioso poco común en el cual el propio sistema inmunitario de una persona daña las neuronas y causa debilidad muscular y a veces parálisis. Los estudios actuales de los CDC sugieren que el SGB está fuertemente asociado al Zika . No obstante, solo una proporción pequeña de personas  con infección por el virus del Zika reciente contrae el SGB.
Los síntomas del SGB incluyen debilidad en los brazos y las piernas y, en casos graves, puede afectar los músculos que controlan la respiración. Estos síntomas pueden durar algunas semanas o varios meses. Aunque la mayoría de las personas se recuperan completamente del SGB, algunas quedan con daño permanente. Muy poca gente muere a causa del SGB.

6. Tratamiento del virus del Zika

La enfermedad por el virus del Zika en adultos suele ser relativamente leve y no necesita tratamiento específico. Los pacientes deben estar en reposo, beber líquidos suficientes y tomar medicamentos comunes para el dolor y la fiebre como en cualquier otra enfermedad vírica. Si los síntomas empeoran se debe consultar al médico. En la actualidad no hay vacunas.

7. ¿Qué debo hacer?

Con base en la evidencia disponible, se cree que la infección por el virus del Zika en una mujer no embarazada no supondría un riesgo de defectos congénitos en embarazos futuros una vez que el virus esté fuera de su sangre.
Según lo que sabemos sobre infecciones similares, una vez que una persona estuvo infectada por el virus del Zika, es probable que desarrolle anticuerpos que la protejan contra una nueva infección por el mismo virus.
En consecuencia una vez una mujer esté libre de la enfermedad en todos sus fluidos la evidencia actual indica que no transmitiría esa enfermedad y sus efectos al feto.

Referencias

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Equipo del Dr. Francisco Carmona

Consulta del Ginecólogo Dr. Francisco Carmona en Barcelona y equipo de especialistas en Ginecólogía y Obstetricia, Cirugía Ginecológica por Laparoscopia, Endometriosis, Patología del Suelo Pélvico (Prolapso Vaginal), Cáncer y Reproducción Asistida. | Pedir cita |

More Posts

Follow Me:
TwitterFacebookGoogle Plus